913 175 562 / 913 176 553
Instituto de columna banner
91 317 55 62
Contacto
Un gato puede vivir hasta 20 0 25 años.

Te damos algunos consejos si tienes un nuevo gato en casa

Esta semana en Clínica Veterinaria Ciudad de los Ángeles os mostraremos cual es la mejor forma de actuar y prepararte para presentar a un nuevo gato a la familia con éxito. 

En primer lugar, haz los preparativos antes de llevar al gato a casa. Los gatos aprenden de su entorno a través de los olores. Antes de llevar a tu gato a casa, haz que se familiarice con los olores. Intercambia olores con el gato llevando una camiseta con tu olor para que la use como ropa de cama.

En segundo lugar, prepara una habitación para el gato. La forma correcta de presentar a un nuevo gato es a través de una habitación segura para él. Tu gato estará abrumado por las áreas, los olores y los sonidos de su nuevo entorno, así que lo primero que debes hacer para que se sienta tranquilo es preparar una habitación de la casa solo para él.

Es importante que la habitación segura disponga de :

  • Abundante comida y agua
  • Una caja de arena. Coloca la caja de arena lo más lejos posible de la comida y el agua para que el gato pueda distinguir las áreas de la casa para la comida y el baño. A los gatos les suele gustar la arena sanitaria con gránulos finos, así que asegúrate de llevar a casa arena sanitaria que no abrume a tu gato con aromas o con la textura
  • Juguetes.
  • Un rascador vertical.
  • Una manta vieja, una cama o algún juguete de la casa o del centro en donde hayas conseguido al gato, pues esto hará que se sienta como en casa.

Si hay niños en casa, asegúrate de que comprendan al nuevo gato. Cuando lleves por primera vez un gato nuevo, explícales a tus hijos que este necesita tiempo y espacio para establecerse. Deja que visiten al nuevo gato bajo supervisión y por breves periodos. Dales bocadillos a los niños para que las coloquen en el piso y se las ofrezcan al nuevo gato o deja que tomen los tazones de comida del animal para que sientan que son parte de la situación. Después, haz que tu gato se adapte al resto de tu familia.

Por último, reubica su comida y su caja de arena. Cuando se acostumbre al resto de la casa, podrás mover de forma gradual su comida y su caja de arena al lugar en el que desees que se queden permanentemente. Solo asegúrate de que el gato sepa a dónde las has movido, o estará muy ansioso. Todos estos consejos servirán si no tienes más mascotas en casa, ya que tu gato será la primera mascota en la familia. Es fundamental que comprendas que debemos adaptar la casa al gato, y no el gato a la casa. Y ahora, ¡mucha suerte!

 

Archivos