913 175 562 / 913 176 553
Instituto de columna banner
91 317 55 62
Contacto
Consejos para evitar que tu hurón muerda

Cómo adiestrar a tu hurón para evitar que muerda

La mayoría de mascotas muerden, o mejor dicho, marcan como forma de comunicación, este es el caso de los hurones. Si ese marcaje o mordisco es habitual y de fuerza excesiva no hay que consentirlo. Este hábito, con un buen adiestramiento, se puede eliminar perfectamente con unos simples pasos. Hoy, te contamos cuáles son los motivos por los que nuestro hurón muerde y cómo evitarlo.

¿Cuáles son los motivos por los que muerde?

  • Porque quiere jugar. Los hurones, como muchos animales, juegan mordiéndose, por eso, debemos tener paciencia en su adiestramiento.
  • Porque están asustados.
  • Porque está en un lugar desconocido.
  • Porque está celoso. Son animales de costumbres, cuando llega un extraño a su territorio es normal que se sienta incómodo y extrañado, ya que no está acostumbrado a su olor.

¿Cómo evitar que muerda?

La respuesta es sencilla: educándolo. Para hacerlo correctamente debes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Cuando nos muerda hay que regañarle. Puede ser con un golpe suave en la nariz, soplándole aire en la cara o cogiéndole por el pellejo del cuello (como haría su madre), todo esto acompañado de un ¡no! fuerte.
  • Si continúa mordiendo, podemos acompañar el paso anterior con un período de castigo en un sitio cerrado. Por ejemplo, en un transportín, pero es recomendable no castigarle en su jaula ya que no lo entendería como un castigo.
  • Para que se acostumbre al olor de su nueva familia es aconsejable poner prendas de ropa en el sitio donde duerme. Asimismo, también es recomendable dejar que explore la casa.
  • Si con nosotros se comporta bien, pero las visitas no, debemos intentar que convivan lo máximo posible con esta persona, intentando que coma en su mano, que lo lleve en brazos, etc.
  • Mientras duerme el hurón está tranquilo y no morderá, este es un buen momento para tocarlo y que se vaya acostumbrando a nosotros.

Los hurones son difíciles de educar por lo que nos tendremos que armar de paciencia y perder el miedo a que nos muerda para poder dedicarle tiempo útil a educarle. En general, en dos o tres semanas el hurón se comportará mucho mejor, aunque hay que tener en cuenta su personalidad y si está en celo, ya que su carácter cambia.

Archivos