913 175 562 / 913 176 553
Instituto de columna banner
91 317 55 62
Contacto
Cuidado de los oídos en perros

Limpiar las orejas a tu perro correctamente

Limpiar las orejas de nuestros perros es algo fundamental para prestarles el cuidado que merecen, y es que la audición en los perros les aporta equilibrio, así como la capacidad para desarrollar este sentido muy agudizado en su caso. Es importante cuidar que todos los aspectos de su organismo estén sanos y por ello desde Clínica Veterinaria Ciudad de los Ángeles queremos ofrecerte algunos consejos y recomendaciones para limpiar las orejas de vuestros perros de forma correcta.

En primer lugar, es necesario que tengáis en cuenta que la limpieza de las orejas de los perros supone una prevención contra toda clase de infecciones que puedan afectar a su audición, por ello, es aconsejable llevar a cabo una limpieza semanal si tiene las orejas caídas y cada dos semanas si no es ese el caso. Se trata de un proceso sencillo, pero es necesario realizarlo correctamente. Además, es importante que tengáis presente que, si vuestro perro agita la cabeza con excesiva frecuencia y se rasca las orejas con intensidad, puede significar que sufra otitis, para lo cual, tanto en ese caso como si empieza a secretar pus, es muy importante que lo llevéis cuanto antes al veterinario, pues puede que padezca de una infección.

Para cuidar de las orejas de v uestra mascota es importante empezar por la parte externa de la oreja, la que aún está protegida por una capa de pelo, para lo cual usaremos un poco de champú sobre un pañuelo húmedo con agua tibia, que distribuiremos de forma suave sobre la superficie exterior de la oreja. Una vez terminado es importante retirar el producto para evitar irritaciones y secarlo.

Acto seguido habrá que limpiar la zona delicada, la parte interior, para lo que es recomendable usar una gasa o unas toallitas especiales. Con cualquiera de estos productos limpiaremos las paredes retirando los restos de cera, pudiendo humedecer la gasa con agua tibia. Es importante no penetrar mucho con la gasa o toallita húmeda en el interior de la oreja dado que, si le cae agua a esa parte podemos producirle una infección. Es importante que nunca uséis bastoncillos con vuestro perro, pues dejará restos en su oreja y tampoco productos que no sean especializados para animales.

Archivos