913 175 562 / 913 176 553
Instituto de columna banner
91 317 55 62
Contacto
jaula para hámster

¿Cómo preparar una jaula para hámster?

Si vas a tener un hámster como mascota, una de las primeras cosas que tienes que tener en cuenta es saber cómo preparar la jaula para hámster correctamente, ya que es donde el animal pasará la mayor parte del tiempo. Esta semana te explicamos cómo hacerlo.

Elige correctamente el tamaño y la forma de la jaula. Lo primero y más importante es pensar en el tipo y el tamaño de la jaula que necesitas para asegurarte de que tu mascota sea lo más feliz y alegre posible.

Escoge el material de la jaula. Normalmente, es preferible comprar una jaula de rejillas, con barras de acero inoxidable o mallas en los lados, en lugar de una jaula modular cuyos lados son sólidos. Sin importar el tipo de jaula que elijas, asegúrate de que cuente con un suelo sólido, para que puedas poner encima virutas donde  el hámster pueda excavar y hurgar.

Coloca la jaula en un lugar que esté alejado de corrientes de aire y llegue luz del sol directa.

Cubre el suelo de la jaula con una capa de virutas de madera o serrín no muy fino. El tipo de viruta más recomendable es la de madera de pino porque son absorbentes y no tóxicas.

Crea un espacio confortable para dormir, diferenciado del resto de la jaula.

Su nido lo construyen ellos con papel higiénico o de cocina, heno y su propio lecho. Jamás debemos darle algodón o tela ya que pueden ocasionar asfixia al ser ingeridos o que las fibras sueltas se enreden en las extremidades con el consiguiente peligro.

Debes mantener un bebedero de agua potable puesto en la jaula a una altura accesible para el roedor. Hay que cerciorarse de que el agua no cae sobre las virutas de madera porque si se mojan pueden estropearse y provocar que el animal enferme. Asimismo, cambia diariamente el agua para evitar que se acumulen residuos y proliferen bacterias que puedan causar algún problema en la salud de tu mascota.

Alimenta a tu hámster con una mezcla de alimentos especializados para hámster una o dos veces al día. Además, dale una pequeña cantidad de frutas y verduras todo el año. Al introducir alimentos nuevos, en un principio le debes dar porciones pequeñas para que su sistema puede acostumbrarse a ellos.

Los comederos más cómodos son los de porcelana ya que se limpian con facilidad y no pueden volcarlos debido a su peso.

Si colocas en la jaula juguetes para hámster y accesorios hámster debes cerciorarte de que los materiales son de calidad, que no son tóxicos ni peligroso para nuestro nuevo amigo.

Si buscas una Clínica Veterinaria en Madrid para tu mascota no dudes en visitarnos.

Archivos