Contacta con nosotros
  • Urgencias veterinarias

    24 horas

    consulta y cirugía de urgencia

    91 317 55 62

  • Archivos

  • Clínica Veterinaria Ciudad de los Ángeles - Clínica veterinaria

    Cuidados para un gato en verano

    Share
    7th julio, 2016
    Principales cuidados para un gato en verano

    Con la llegada del calor los animales sufren por las altas temperaturas. La semana pasada os hablábamos de los cuidados para los perros en verano, hoy os vamos a ofrecer algunos consejos de los cuidados para los gatos en esta época estival.

    Aunque los gatos domésticos permanecen en el hogar, con estos consejos podemos ayudarles a que sientan menos el calor que también entra en las casas.

    – Debemos intentar mantener la comida en un sitio fresco, a baja temperatura.

    – Hay que tratar de mantener espacios en sombra para que tu gato descanse, por ejemplo, puedes bajar las persianas de las habitaciones.

    – Controla que el agua siempre esté fresca y repartida por casa, tendrás que cambiársela más a menudo que de costumbre. El agua es su principal sistema de refrigeración a través de la lengua y la boca, por lo que el líquido le ayudará a perder el exceso de temperatura que necesita.

    Lo mejor es animar al felino a beber tanto como necesita. Para este motivo, hay que poner diferentes recipientes con agua fresca en diferentes puntos de la casa.

    – Evita el cáncer de piel de tu gato poniéndole crema protectora de sol especializada para gatos en las orejas, la nariz y otras zonas delicadas. Muchos felinos sienten fascinación por tumbarse al sol, incluso en verano. Con un bastoncillo de algodón, como el que se usa para limpiar los oídos de las personas, puedes repartir la crema por las partes más delicadas de su cuerpo en reducidas dosis, así como a extenderla.

    – Si a tu gato le gusta bañarse no le prives de refrescarse.

    – Si mantienes las ventanas abiertas ten cuidado que tu gato no se escape o intente saltar por la misma. Una buena opción es instalar mosquiteras que permitan el paso del aire, pero que eviten que el gato se vaya.

    No pongas el aire acondicionado demasiado fuerte, le podrías provocar laringitis o alguna enfermedad respiratoria si el ambiente es muy frío.

    Cuidado si lo vas a transportar en el coche, el calor que se acumula en el habitáculo podría ser mortal.

    – Acude siempre a tu veterinario a realizarle un control médico. Con el calor existen más probabilidades de contraer enfermedades. Desparasítalo por dentro y por fuera.