Contacta con nosotros
  • Urgencias veterinarias

    24 horas

    consulta y cirugía de urgencia

    91 317 55 62

  • Archivos

  • Clínica Veterinaria Ciudad de los Ángeles - Clínica veterinaria

    ¿Cómo saber si mi perro está deprimido? Causas, síntomas y soluciones

    Share
    13th octubre, 2016
    Síntomas perro deprimido

    Los perros, al igual que las personas, pueden sufrir depresión. Se trata de un problema grave y los síntomas no siempre son sencillos de identificar, ya que pueden confundirse con cansancio o aburrimiento. Por ello, esta semana queremos hablaros de cuáles son sus síntomas, las causas y cómo podemos solucionarlo.

    ¿Cuáles son los síntomas?

    • Cambios de conducta en el sueño y, en definitiva, en las actividades diarias.
    • Comerse las uñas.
    • Desobedecer cuando antes no lo hacía.
    • Estar tirado todo el día sin demandar ningún tipo de atención o cariño.
    • Falta de apetito.
    • Importantes cambios de comportamiento que no identifiquemos como normal en él.
    • Incapacidad para experimentar placer.
    • Que se muerda las patas.
    • No querer hacer ninguna actividad.
    • No tener ganas de jugar con sus juguetes preferidos.
    • Pérdida de interés o satisfacción, incluido el interés por la actividad sexual.
    • Que se rasque hasta sangrar.
    • Tener una actitud arisca o agresiva.

    ¿Cuáles son sus causas?

    Una de las principales causas es un cambio traumático en el entorno. Las mascotas pueden verse afectadas por la pérdida de un ser que era importante y querido para él.

    Aunque a veces, no es necesario que fallezca un ser querido para que sientan su falta. Hoy en día, nuestras responsabilidades laborales nos obligan a pasar muchas horas fuera de casa donde nos espera nuestra mascota y todo este tiempo sintiendo la ausencia puede que les haga sentir la soledad, estrés y caer en una depresión.

    ¿Cómo podemos solucionarlo?

    • Dedicándole más tiempo y manteniéndole ocupado.
    • Intentando que socialice con otros perros.
    • Cuando los métodos mencionados con anterioridad no funcionan, se puede considerar la posibilidad de incorporar medicamentos, un recurso que puede ser de utilidad cuando la depresión es causada por un desequilibrio químico.

    Pero, lo más importante si notamos algún síntoma de alarma es acudir al veterinario. Un experto es la persona que mejor va a diagnosticar una depresión en tu mascota y te va a asesorar sobre cómo puedes ayudarle a superarlo junto con el tratamiento que considera más conveniente.