Contacta con nosotros
  • Urgencias veterinarias

    24 horas

    consulta y cirugía de urgencia

    91 317 55 62

  • Archivos

  • Clínica Veterinaria Ciudad de los Ángeles - Clínica veterinaria

    ¿Cómo cuidar un hámster?

    Share
    30th agosto, 2017
    hámster comiendo

    Si es la primera vez que vas a tener un hámster como mascota es posible que te preguntes cómo cuidar un hámster, tranquilo, esta semana te explicamos cómo hacerlo para que tu amigo peludo crezca sano y feliz.

    – Lo primero que debemos saber es que se trata de unas mascotas perfectas, porque son juguetones y alegres. No obstante, debemos cuidarles bien porque son bastante sensibles. Una incorrecta alimentación, la mala higiene y los sustos inesperados son algunas de las causas que pueden afectar a su salud.

    – Aliméntalo con una mezcla de alimentos especializados para hámster una o dos veces al día. Además, dale una pequeña cantidad de frutas y verduras todo el año. Cuando le des alimentos nuevos, le debes dar primero porciones pequeñas para que su sistema puede acostumbrarse a ellos.

    – Cambia diariamente el agua para evitar que se acumulen residuos y proliferen bacterias que puedan causar algún problema en la salud de tu mascota.

    – Coloca la jaula en un lugar que esté alejado de corrientes de aire y llegue luz del sol directa.

    – Crea un espacio confortable para dormir, diferenciado del resto de la jaula.

    – Cubre el suelo de la jaula con una capa de virutas de madera o serrín no muy fino. El tipo de viruta más recomendable es la de madera de pino porque son absorbentes y no tóxicas.

    – Debes mantener un bebedero de agua potable puesto en la jaula a una altura accesible para el roedor. Hay que cerciorarse de que el agua no cae sobre las virutas de madera porque si se mojan pueden estropearse y provocar que el animal enferme.

    -Los comederos más cómodos son los de porcelana ya que se limpian con facilidad y no pueden volcarlos debido a su peso.

    – Su nido lo construyen ellos con papel higiénico o de cocina, heno y su propio lecho. Jamás debemos darle algodón o tela ya que pueden ocasionar asfixia al ser ingeridos o que las fibras sueltas se enreden en las extremidades con el consiguiente peligro.

    Si tienes cualquier duda llama o acude a nuestra Clínica Veterinaria.